lunes, 15 de octubre de 2012

La Historia de México: La época prehispánica

Antes de la llegadas de los españoles,  se desarrollaron grandes e importantes culturas a lo largo y ancho del territorio que hoy conocemos como México. Para su estudio se clasificó a estas culturas en dos grandes áreas culturales, Mesoamérica y Aridamérica.

La región que llamamos Mesoamérica abarcaba el centro y sur de México y parte de Centroamérica. Surgieron muchas culturas en la que destacan la olmeca, maya, mixteca, zapoteca, mexica, entre muchas otras. Compartían rasgos comunes como la agricultura, el cultivo de maíz, frijol, calabaza y chile; el comercio local y entre pueblos muy alejados; la presencia de gobiernos organizados; los calendarios, la astronomía y la escritura; el desarrollo de la religión y el arte; el juego de pelota y el sacrificio humano.

La gran diversidad de los climas y de los productos naturales de Mesoamérica propició desde épocas muy antiguas el intercambio comercial y cultural entre zonas apartadas. Aunque cada civilización mesoamericana tuvo rasgos propios, el comercio, las migraciones y las expediciones militares difundieron las ideas de los pueblos más dominantes. Por eso hay costumbres, creencias y formas de trabajo que son comunes a todos los pueblos de Mesoamérica.

La evolución de las civilizaciones mesoamericanas es larga y compleja. Para entender mejor esa historia, tradicionalmente los especialistas del tema la han dividido en tres periodos, en que los pobladores de la región comparten el mismo nivel de desarrollo cultural.

Estos periodos son los siguientes:


  • El Preclásico, que abarca desde 2500 a. C. cuando se extienden las aldeas agrícolas permanentes, hasta el 200 d. C.
  • El Clásico, que abarca del año 200 al 900. Es el tiempo de esplendor de numerosas ciudades imoportantes en la que se construyeron grandes centros políticos y ceremoniales.
  • El Posclásico que comprende desde el año 900 hasta la llegada de los españoles. Al principio de este periodo, las ciudades más importantes de Mesoamérica fueron abandonadas o destruidas. Después se fundaron otras y finalmente surgió el gran poderío mexica, que dominaba gran parte de Mesoamérica a principios del Siglo XVI.
Las divisiones entre estos tres grandes periodos son aproximados, pues se trata de cambios que no se produjeron en un momento determinado, sino que fueron graduales.

Al norte de Mesoamérica, se encontraba el territorio caluroso y seco conocido como Aridamérica, habitado por pueblos con forma de vida distintas a las de las civilizaciones mesoamericanas. Muy pocas tierras de Aridamérica eran buenas para la agricultura. Sus habitantes se dedicaban principalmente a la recolección de plantas y a la caza de animales. No tenían grandes ciudades y se desplazaban continuamente. Sin embargo tenían poblaciones y, algunos, conocían la agricultura.

Los mesoamericanos les decían chichimecas. Los chichimecas estaban muy bien adaptados a su medio físico, eran excelentes guerreros y nunca pudieron ser dominados. A pesar de esto, el intercambio comercial entre Mesoamérica y Aridamérica era muy extenso.



2 comentarios:

  1. felicidades tienes un muy buen sitio web
    (mandaría un emoticón pero no puedo)

    ResponderEliminar